Una vida inventada 2

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Me llamo Paul Enric Dupont y esta fotografía fue hecha hace un montón de años. Tantos que fue tomada en el siglo pasado. Entonces vivía en París. Como siempre he estado pendiente de la hora y me gusta la exactitud acabé trabajando de relojero. Tenía mi estudio en las galerías Jouffroy, al lado de una tienda de juguetes, así que además de arreglar relojes ayudaba a montar los mecanismos de los autómatas que fabricaban allí.

Soy bastante despistado; tener horarios y recorridos fijos me ayudan a no perderme. Como siempre hacía el mismo camino me acaba cruzando siempre con las mismas personas. De esa forma conocí a mi mujer, Isadora Boullu. Ella trabajaba en el bistrot de sus padres en la calle Grange-Batelière, al principio sólo la veía cuando iba a trabajar, pero un día de mucho frío fui a tomar un café y esto se convirtió en costumbre. Poco a poco me iba quedando más tiempo hablando con ella, y una cosa llevó a otra. No tuvimos hijos, así que cuando murieron mis suegros decidimos irnos a vivir a la casa natal de mi mujer.

Ahora vivimos en Moulinsart. Abrimos una relojería. Vivíamos los dos muy tranquilos hasta que murieron en un accidente mi hermano y su mujer. Como era normal prohijamos a mi sobrino. Aunque me hubiese hecho ilusión que siguiese con el negocio él decidió ser gendarme. Ahora viaja mucho ayudando a un joven reportero.

4 comentarios en «Una vida inventada 2»

Deja un comentario

Espero tu comentario

Acerca de mí

Porque nos nutrimos de muchas cosas como la literatura, las exposiciones, el cine, la música, los lugares, los olores, los sabores. Pequeños apuntes de mis “vivencias”.

Entradas recientes

Categorías

Elige un tema:

Te aviso cuando escriba algo nuevo

Tu email solo se utilizará para esta newsletter.